Una guía para principiantes sobre el uso de los pañales de tela

Puntúa este artículo

Cómo se debe entender el uso de los pañales de tela

Usar pañales de tela de verdad no es difícil, sólo que es diferente de usar pañales desechables. Hay que tener en cuenta que un «pañal de tela» suele estar formado por varias partes; el pañal es el que proporciona la absorbencia, mientras que el envoltorio exterior (cubierta) proporciona la capa impermeable. En algunos pañales, estos pueden ser una sola combinación de «todo en uno», como lo es un pañal desechable.

Encima del pañal, normalmente se utiliza un forro lavable o desechable. El revestimiento actúa como una barrera para atrapar las heces, que luego se puede tirar por el inodoro. Por la noche, puede ser necesario añadir una absorbencia extra en forma de un refuerzo, para que el pañal dure de 12 a 14 horas sin cambios. Esto es sólo una tela de algodón o bambú, que se convierte en una extensión efectiva del pañal.

Cómo cuidamos los pañales

Es muy sencillo! Cuando le quites el pañal a tu hijo, tira la caca por el inodoro y pon el pañal y el forro lavable en un cubo para pañales. No es necesario cambiar la envoltura con cada pañal, sólo si se ensucia (para los pañales todo en dos), o al final del día (o de la noche). Si el pañal se ha ensuciado, lo mejor es enjuagarlo antes de que entre en el cubo del pañal, para evitar que se manche.

Antes de que tus pañales vayan a su cubo/bolsa de almacenamiento, asegúrate que todos los cierres estén bien ajustados para que no se enganchen, de lo contrario, todos tus pañales terminarán en una gran bola.

Almacenamiento

Tradicionalmente, los pañales se remojan en un cubo antes de lavarlos, pero NO lo recomendamos. Simplemente coloca tus pañales en un cubo seco hasta que esté listo para lavarlos y entonces su lavadora hará todo el trabajo duro. Es mucho más fácil meter los pañales en la lavadora desde un cubo seco.

Si decides remojar tus pañales, sólo se debe usar agua corriente. Remojar los pañales es una forma efectiva de pre-limpiarlos un poco, lo que ayuda a evitar que las manchas se fijen. Sin embargo, el inconveniente es que el cubo del pañal huele mal cuando se quita la tapa, también hay que deshacerse del agua sucia y además el remojo puede dañar las telas y los cierres. También es importante recordar que nunca hay que remojar los envoltorios, ya que esto hará que pierdan su impermeabilidad. El uso de agentes de remojo como vinagre, bicarbonato de sodio, nafta, nafta, lejía o quitamanchas fuertes nunca debe usarse, ya que pueden corroer el tejido del pañal y destruirlo realmente. Ten en cuenta que si cualquiera de estos productos se utiliza en los pañales o accesorios, se invalidará cualquier garantía del producto. El bambú es un tejido especialmente delicado y es particularmente susceptible a los productos químicos agresivos.

Paso 1. Carga de la lavadora – Tamaño de la carga de lavado

Las lavadoras modernas tienen ahora tambores de diferentes tamaños, por lo que no hay una regla estricta y rápida de cuántos se pueden meter o sacar de una lavadora. Como guía, debe procurar que su lavadora no esté llena en más de 3/4 de su capacidad. Esto es 3/4 lleno cuando las telas están mojadas. Si pones demasiados en su tambor y lo atasca por completo, sus pañales no tendrán suficiente agua para lavarlos completamente y no habrá espacio para que se muevan y agiten bien.

Si pones muy poca cantidad, esto puede desequilibrar su máquina, por lo que no girará correctamente, pero también puede dar lugar a la formación excesiva de burbujas de detergente. Si no tiene suficientes pañales para hacer un lavado, añade baberos sucios, muselinas o cualquier otra cosa que se beneficie de un lavado largo y profundo.

Paso 2. Ciclo de enjuague

Cuando llegue el momento de hacer un lavado, pon los pañales en la lavadora y haz un ciclo de enjuague o prelavado en frío sin detergente. Los pañales de tela estarán muy sucios, por lo que no queremos que el agua utilizada desde el primer enjuague se reutilice en el lavado principal. El prelavado eliminará todos los sólidos restantes y la orina.

Paso 3. Ciclo principal de lavado

A continuación, simplemente realiza el lavado más largo de 60 o 40 grados.

El ciclo debe ser el más largo que puedas encontrar en tu máquina y no uno de los lavados rápidos más económicos. Estos son artículos muy sucios, por lo que necesitan un largo y completo lavado. Si tienes la opción de algodón o sintéticos en tu máquina, el ciclo de algodón debe ser utilizado ya que utiliza más agua. Si tienes una función de «agua extra» en tu lavadora, por favor úsala, las lavadoras modernas son MUY eficientes en el uso del agua, lo cual es generalmente excelente, pero cuando estás lavando aproximadamente 15 pañales que contienen 500 ml cada uno, necesitas mucha agua para asegurarte de que sean lavados a fondo.

Mucha gente se obsesiona con la cantidad de detergente que debe usar, en nuestra experiencia la gente siempre tiende a sobre-dosificar y se olvida de ejecutar un ciclo de mantenimiento en su máquina regularmente, lo que conduce a residuos de detergente en sus máquinas también.

Nuestra recomendación como punto de partida es leer el envase de tu detergente y encontrar la dosis recomendada para la dureza del agua y el tamaño del tambor, y dividirla por la mitad. No tienes un tambor lleno así que una dosis completa de detergente es por lo general demasiado. El uso de demasiado detergente puede provocar la acumulación de residuos en el tejido, lo que puede causar sensibilidad, daños en los pañales, olores y fugas. Cuando tus pañales salen de la máquina, no deberían oler a nada. Si todavía puedes oler el detergente, esto es una señal de que has usado demasiado.

Si después del lavado huelen a sucio, esto es una señal de que no han sido lavados el tiempo suficiente, de que se ha usado una dosis incorrecta de detergente o de que hay demasiados en la máquina (y de que tu lavadora necesita un ciclo de mantenimiento). Lo primero que hacemos cuando hay devoluciones, especialmente las defectuosas, es oler los pañales (el trabajo glamoroso). En la gran mayoría de las veces los pañales «defectuosos» huelen mucho a detergente y podemos sentirlo almacenado en las fibras.

La razón por la que recomendamos detergente no biológico no tiene nada que ver con la sensibilidad de la piel, sino con la protección de los tejidos de bambú y algodón. Algunos detergentes biológicos contienen una enzima llamada «celulasa» que puede tener un efecto degradante sobre las fibras de celulosa, como el bambú y el algodón, y esto puede ser especialmente grave si se combina con los niveles de calor utilizados al secar en secadora.

No uses suavizante ya que esto afectará a la absorbencia con el tiempo.

Una lavadora con una velocidad de centrifugado más alta reducirá la cantidad de secado necesaria. Sin embargo, te recomendaría que mantuvieras la velocidad de centrifugado en torno a las 1000 revoluciones, ya que un número mayor de revoluciones puede dañar a algunos pañales o, al menos, hacer que la tela se vuelva áspera. Ya sabrás por tu propia experiencia de lavar tu ropa lo agresivo que es tu centro de lavado!

Paso 4. Secado de pañales

En orden de preferencia, estas son las mejores maneras de secar sus pañales:

  1. En el exterior en la cuerda – el sol es un blanqueador natural.
  2. Tendedero de interior.
  3. Secador autónomo o de baño.
  4. Secadora, hace que los pañales se sientan agradables y suaves, pero resulta caro y también acorta la vida útil de los mismo. Necesitarás recordar vaciar el filtro regularmente de toda la pelusa. O puedes darle a tus pañales no más de 10 minutos en la secadora y luego terminarlos en una de las otras formas enumeradas, para obtener un poco de suavidad sin el costo. Si usas secadora, asegúrate de secar sólo las telas de bambú o las capas impermeables.
  5. Radiador – los pañales se sentirán bastante rígidos, pero pueden ser sacudidos para suavizarlos un poco.

Con el lavado, todos los pañales se pondrán más rígidos de lo que eran cuando estaban nuevos, aunque sí ayuda vivir en una zona de agua blanda. Ten en cuenta, sin embargo, que tu bebé no sentirá el material directamente contra su trasero de todos modos, porque habrá un forro en la parte superior. Además, tan pronto como el bebé se mueve, todo se ablanda.

Con qué frecuencia se deben cambiar

Durante el día, cada 2½ – 4 horas, dependiendo de la edad del bebé y de la cantidad de pipí pero siempre inmediatamente después de una caca. Por la noche, si le agregas absorbencia extra, el bebé puede permanecer en el mismo pañal durante 12 horas o más (a menos que haga caca).

Encontrarás que no es necesario usar cremas con regularidad. Recomendamos la crema sólo durante las primeras semanas con un recién nacido y durante la dentición. Si el bebé tiene sarpullido del pañal, cámbiese con más frecuencia y considere usar crema o una solución de lavado adecuada. Una taza de miel y manzanilla (de las bolsitas de té) hace un lavado antiséptico muy efectivo y calmante sin productos químicos ni irritaciones. Esto tiene propiedades casi milagrosas y vale la pena probarlo antes si fuera necesario.

Rozaduras de pañal

A pesar de las afirmaciones de los anunciantes, la mayoría de los sarpullidos no tienen nada que ver con la humedad. A la mayoría de los bebés no les molesta en absoluto un pañal mojado, aunque a algunos les pica cuando les están saliendo los dientes. La irritación se suele producir cuando la orina que lleva tiempo en el pañal entra en contacto con las bacterias de la caca, produciendo amoniaco. Un niño que usa pañales de tela puede ser menos propenso a tener sarpullido del pañal, porque los padres generalmente están más conscientes de la limpieza adecuada de toda el área del pañal.

Aspectos importantes a tener en cuenta: Cambiar siempre el pañal inmediatamente después de hacer caca. Siempre limpia toda el área del pañal, no sólo los genitales. Algunos niños simplemente serán más susceptibles al sarpullido que otros. La dieta también lo afecta, así que considera llevar un diario de los alimentos si tu hijo parece ser sensible. Durante la dentición es cuando los niños son más propensos a desarrollar sarpullido del pañal, pero mucho de esto se debe a que son más susceptibles a los factores dietéticos – considera las naranjas, los tomates y los aguacates en particular como posibles sospechosos durante este tiempo.

Ten en cuenta que no todas las erupciones son erupciones del pañal – si no estás seguro, es posible que NO sean erupciones del pañal. Un poco de enrojecimiento puede ser una señal temprana, si se deja sin limpiar, pero no es en sí mismo un sarpullido del pañal. Considera también otras causas, como la sensibilidad al detergente para lavar, sarpullido por sudor o candidiasis bucal. Habla con tu pediatra si tienes cualquier duda.

 

Qué usar para limpiar el culito del bebé

Puedes usar algodón, paquetes de toallitas desechables o toallitas de tela reutilizables. Las toallitas de tela reutilizables son muy respetuosas con el medio ambiente y no cuestan nada después de la compra inicial. Sólo van al cubo con el pañal sucio. Además, a diferencia de las toallitas comerciales, puedes controlar lo que pone en el trasero del bebé.

 

Los mejores consejos

  • Los pañales nuevos deben lavarse un par de veces antes de usarlos, ya que esto mejora la absorbencia. Nunca uses suavizante para ropa, ya que esto reduce la absorbencia, y nunca los remojes ni los laves con vinagre o bicarbonato de sodio, que puede dañar la ropa con el tiempo.
  • Enjuaga los pañales sucios, escúrrelos y mantelos húmedos en el cubo de los pañales hasta que estén listos para lavarlos para evitar que se manchen.
  • Los envoltorios (fundas) no deben empaparse en el cubo del pañal, ya que esto puede afectar a su impermeabilidad, pero pueden guardarse en él si el recubrimiento se realiza en seco.
  • Si secas tus pañales en secadora durante 10 minutos antes de secarlos al aire, se mantendrán mucho más suaves sin que añadas mucho al costo del lavado.Si vives en un área de agua dura, los pañales se volverán duros gradualmente. Ayuda a mantener limpia la lavadora si se realiza un lavado de mantenimiento o un lavado en caliente a 80 grados sin lavar la ropa. También puede lavar los pañales sin detergente de vez en cuando, para ayudar a eliminar cualquier acumulación de detergentes.
  • Agita bien los pañales antes de colgarlos para que se sequen. Esto ayudará tanto con la rapidez del secado como con la suavidad.
  • Cuando desabroches un pañal sucio, sujeta el forro por la parte inferior y limpia la mayor cantidad de caca posible antes de pasar al algodón o a las toallitas.
  • Los bebés no tienden a hacer caca mientras duermen, sólo cuando se despiertan, por lo que si se van a la cama con la tripa llena, llenarán su pañal poco después de despertar.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat